El logo de Anna&Co
Login

6 pasos para plantear tus objetivos para el nuevo año y conseguirlos

un ordenador portátil en un escritorio de madera
Anna Simonet
Anna SimonetSeguir

Hola soy Anna. Bienvenida al blog dedicado al deco coaching, una nueva perspectiva para entender tu casa y disfrutar de ella. Aquí encontrarás muchos consejos para aplicar desde hoy mismo.

Tags:
  • coaching
  • lifestyle
Guarda este post
en Pinterest
Copia y comparte el link de este artículo

6 pasos a seguir para plantear tus objetivos para el nuevo año (o no), para formularlos de la mejor manera, sentirte alineada con ellos y para conseguirlos.

¿Cómo plantear, formular y establecer tus objetivos para el año nuevo? Es una gran pregunta y lo primero que te diré es que escribir tus propósitos en un papelito no es suficiente por mucha intención que le pongas. No te preocupes, en este artículo te explico los 6 pasos para hacerlo de una manera intencional, inteligente y profunda. No estamos aquí para perder tiempo. Quiero aportarte valor y hacer que este año sea diferente.

Prepárate un buen café, té o infusión porque empezamos con los 6 pasos para unos objetivos con sentido, significado y con resultado.

carta en blanco en una mesa de madera y café

1. No hay objetivos sin un buen balance

Es así. Si quieres tener un año con resultados cumpliendo con tus objetivos, no puedes empezar sin un buen balance. Sería cómo decorar la casa sin ordenar antes, maquillarte sin lavarte la cara antes... Aquí van las primeras preguntas del balance pero lo que más te recomiendo es que te agendes unas horas para ti para realizar el mejor balance posible. En este artículo, te explico cómo hacer un buen balance.

  • ¿Qué ha ido bien en 2019?
  • ¿Qué has hecho o dejado de hacer para que vaya bien?
  • ¿Qué no ha ido del todo como querías?
  • ¿Qué has hecho o dejado de hacer para que no vaya tan bien como quisieras?

 

2. Tu lista boceto

Haz tu propia lista y hazla 3 veces, 3 días diferentes sin mirar tus previas listas. No hace falta todavía que entres en muchos detalles. Escribe todo lo que tienes en mente, todos aquellos objetivos que tanto deseas conseguir. Puede que salgan cosas como “perder peso”, “ser más organizada”, “dejar de fumar”, “empezar mi blog”, "estudiar Inglés", "Ir a Roma"...

Es un buen punto de partida aunque luego habrá que pulir.

Cuaderno de notas con gafas

Repetir varias veces el proceso te ayudará a ver si tus objetivos son realmente tuyos y actualizados. A veces, nos quedamos agarrados, quizás incluso un poco apegados a ciertos objetivos. ¿De verdad quieres o necesitas perder peso?, ¿De verdad quieres aprender Inglés, por qué? 

Los objetivos que sí se repiten, son los que de verdad quieres o por lo menos, toma el tiempo de preguntártelo.

 

Aquí me gustaría también que mires tus objetivos y veas si sólo se trata de objetivos físicos o materiales digamos. Perder peso, sacarte el título de [...], aprender Inglés, ganar más dinero, ir a Roma, comprarte un coche... todo aquello es muy físico, es material, es tangible.

¿Qué tal si este año nos proponemos algo diferente?

Algo diferente

¿Qué tal proponerse conocerse un poco más, ganar paz mental o sentirse conectadas con nosotras-mismas y también con nuestro hogar?

Yo este año, me pido ser un poco más sabia y tratarme mejor.

Quizás en tu caso, te podrías pedir aprender a quererte y hablarte con respeto.

Lees eso y quizás hasta te entra la risa nerviosa. Es algo sorprendente. Sin embargo, te invito a hacerlo. Te dejo aquí unos ejemplos para que puedas hacer este ejercicio de incluir en tu lista de propósitos, unos objetivos más espirituales y menos materiales: Sentirme más segura de mis decisiones, mejorar mi autoestima, aprender a bailar con mis miedos, aprender a tener tiempo, cuidar mi bienestar emocional y mi bienestar en casa.

Un cierto equilibrio

Elige tus objetivos con un cierto equilibrio: personales, profesionales, tangibles y más espirituales. Y tampoco te pases de objetivos yo creo que con 3, 4 o 5 tienes más que suficiente.

3. Aplica a los objetivos elegidos el filtro especial SMART

Los objetivos demasiado generales no tienden a cumplirse. Hace falta detallar detallar y detallar.

El filtro SMART es aquella técnica para formular tus objetivos para que sean:

 

S (specific) = específicos

M (measurable) = medibles

A (achievable) = alcanzable

R (relevant) = relevante

T (timely) = definido en el tiempo

 

¿Tus objetivos son específicos? Si son demasiado generales, será difícil medirlos, saber si lo vas consiguiendo o entender bien qué es lo que tienes que hacer.

¿Tus objetivos son medibles? Si no lo son, ¿cómo sabrás que lo has conseguido? Por ejemplo, si te marcas como objetivo “Perder peso”, no es suficiente pero “Perder 5 kilos” se está acercando algo más concreto aun así, mucho mejor si lo formulas de una manera positiva. En lugar de "Perder 5 kilos" sería "Pesar 60 kilos".

¿Tus objetivos son alcanzables? Aquí, tienes que ser muy sincera contigo misma. Ten en mente que ponerse objetivos no realistas no es de valientes sino que podría ser parte de una estrategia inconsciente de fracaso. Puede ser muy frustrante no conseguir nada de tus objetivos por lo que valora bien tus fortalezas, tus circunstancias, tu vida ahora mismo, tu tiempo y energía disponibles. ¿Tus objetivos son alcanzables para ti este año?

¿Tus objetivos tienen fecha límite? "Pesar 60 kilos" supone en nuestro ejemplo conseguir deshacerse de 5 kilos demás pero nos falta el factor tiempo que nos permitirá ver la evolución, planear los pasos a dar y corregir las actividades y acciones que no nos funcionan. Así que mucho mejor sería un objetivo como "Pesar 60 kilos para diciembre 2020".

¿Y qué pasa con aquellos objetivos que no puedo medir?

En el paso anterior, vimos que no todos iban a ser objetivos físicos, materiales o tangibles sino que también íbamos a tener objetivos por ejemplo de autoconocimiento que no se pueden medir. ¿Qué pasa con ellos? Nadie más que tú-misma puede ver y sentir la evolución y consecución de estos objetivos.

Pues no pasa nada. Cuando llegues a los momentos de revisión (llego a ello en el punto 6), puedes establecer una serie de preguntas para tú reflexionar y detectar tus avances.

  • ¿Qué podría hacerte detectar que te hablas mejor?
  • ¿Qué podría ser un indicio que has mejorado tu autoestima?
  • ¿Qué consecuencias e impactos tendría? Serán buenos indicios también que lo estás consiguiendo.

Y poco más. Lo sé, va en contra de lo que se dice de los objetivos y del filtro SMART pero ya sabes:

No todo en la vida es googleable.

4. Pasito a pasito

Este paso no es ni más ni menos que el DESGLOSE de tus objetivos. Cada objetivo va a tener una serie de pasos necesarios para cumplirse.

Y a su vez, cada paso (que es en realidad una tarea) va a estar desglosada de varias pequeñas acciones.

Una vez hayas aplicado los filtros a tus objetivos, puedes ir dividiendo en tareas cada uno de ellos, y luego las tareas en pequeñas acciones.

Recuerda:

1 sólo objetivo = varias tareas

1 sóla tarea = varias acciones

En nuestro ejemplo de "pesar 60 kilos para diciembre 2020", podríamos poner como tareas "hacer ejercicio 3 veces a la semana" o "preparar cada semana un menú semanal" para no dejar lugar a la improvisación. A su vez, "hacer ejercicio 3 veces a la semana" podría tener como pequeñas acciones: encontrar el ejercicio que nos gusta, apuntarse a un gimnasio, ir a comprar buenas zapatillas... Y "preparar cada semana un menú semanal" podría desglosarse en buscar recetas sanas y sabrosas, crear una carpeta con todas las recetas para tenerlas siempre a mano, ir a un curso de batch cooking o de cocina...

hacer ejercicio
  • Desglosa tus objetivos y pon una fecha límite a cada acción.
  • Toma tu tiempo, pero hazlo con detalle e intención porque de verdad te ayudará.

5. Vision board

Es uno de los pasos que prefiero. Si estás aquí y si has llegado a este nivel del artículo entonces es que estás muy comprometida con tus objetivos de este año. ¡No puedes saber cómo me alegro! El hacer tu propio vision board te va a encantar. 

Un vision board es un panel formado por imágenes, colores, frases o palabras que representan lo que quieres ser, sentir, hacer o tener en tu vida.

Aquí encontrarás un paso a paso para hacerlo.

6. La revisión periódica

Hay quien lo hace cada día, cada semana, cada mes y cada trimestre. Te recomiendo que hagas UNA REVISIÓN MENSUAL como mínimo porque ya sabemos tú y yo que el tiempo vuela y que si nos descuidamos, no haremos esta tan necesaria revisión. Es más, hago una revisión semanal además de la mensual. Cada semana, sin excepción, hago una revisión de mi semana: qué he hecho, qué no, por qué, cómo me he sentido... entre otras muchas cosas.

Cuaderno y laptop en un escritorio blanco

Entonces ahora, sólo te falta ponerte alarma en el calendario para tus revisiones de objetivos. Así cuando llegue el momento, prepárate un buen café o una copa de vino y repasa las acciones y tareas realizadas.

Saca conclusiones:

 

  • ¿Qué ha ido bien, mal, por qué?
  • ¿Cómo vas en comparación con las fechas que habías establecido, por qué?
  • ¿Tienes que hacer algún ajustes?

 

A veces, sentimos que tenemos que hacerlo todo solas pero no es así. Si te sientes atascada con alguna acción o tarea, quizás haya llegado el momento de pedir ayuda. Si por ejemplo no consigues hacer ejercicio físico por tu cuenta, quizás podrías contratar un coach personal o encontrar un grupo de personas que quieran como tú comprometerse.

También recuerda ser amable contigo. Si un día, una semana o un mes fallas, no pasa nada. No hace falta machacarte ni pensar que el año está perdido o que este objetivo no se conseguirá nunca. Solamente tienes que reajustar: en el tiempo, en la ayuda externa que necesites o quizás este objetivo no es realmente alcanzable... Ten paciencia y haz todo lo que esté posible para hacerte el camino fácil y bonito. DISFRUTA DEL CAMINO. El camino es más importante que el resultado.

Vive en tus carnes el significado de la palabra FLEXIBILIDAD. Si no consigues algo a la primera, segunda o tercera, te encontrarás con la frustración y amiga mía, no nos queda más que abrazarla, aceptarla y superarla. Te aconsejo tener a mano este artículo de mi amiga y maravillosa coach Ámparo Millán sobre ello.

 

Y en conclusión te diré que los Reyes Magos (o Papa Noël) eres tú.

 

Al hacer el balance, el boceto de tus objetivos y tus objetivos definitivos con filtro SMART y todo, te vas a dar cuenta de lo que realmente necesitas y deseas. Por favor, PÍDETELO A TI MISMA, AGRÉGALO A TUS OBJETIVOS Y CONSÍGUELO.

TE LO MERECES.
  

Espero que te haya sido útil y que estés ya con el cuaderno en las manos.

¿Compartes conmigo uno de tus objetivos para este año?

Un saludo y recuerda:

"Dentro de tu casa, el estilo de vida que quieres lo decides tú."

Comentarios

Añade tu comentario
Lulù Belhace más de 1 año
Me ha encantado Anna !! Lo explicas fenomenal. Cómo siempre práctica y muy cercana. Hay que recordarlo o revisar los objetivos mensualmente. Merece la pena tener estos puntos de control para que las cosas salgan mejor. Un abrazo y feliz año !!